Trasladarán a Nahir Galarza a Concepción del Uruguay para que rinda materias de Abogacía

Nahir Galarza cumple una condena a prisión perpetua en la Unidad Penal de Mujeres Nº6 de Paraná, por el crimen de Fernando Pastorizzo, registrado en diciembre de 2017.

La joven será trasladada este jueves a la localidad de Concepción del Uruguay para rendir las dos materias que le faltan para completar el primer año de la carrera de Abogacía.

La joven había confirmado que “está bien” en la cárcel de mujeres de Paraná y que se “lleva bien” con las otras internas con las que comparte celda. Lo hizo durante un traslado al San Martín para un control médico, donde el móvil de este medio pudo tomar contacto con ella, este martes por la mañana.

En los pasillos del nosocomio paranaense, Nahir también señaló que retomará sus estudios en 2019, aunque no dio detalles de la modalidad.

“Nuestra agenda indica que si”, confirmó el rector de la Universidad de Concepción del Uruguay (UCU), Héctor César Sauret.

Según indicó la máxima autoridad de la casa de altos estudios, “los profesores integrarán las mesas en la Unidad Penal Nº 4”. El horario de las mesas especiales que fueron diagramadas para la evaluación de la joven están previstas a las 14.30 y a las 16 de este jueves.

Será evaluada

“Tenemos entendido que la alumna ha estudiado, se ha preparado y será evaluada”,ratificó Sauret.

“Está todo bajo el control bajo el decanato Yamil Bechir, quien está en consulta con la autoridad judicial y penitenciara”, indicó al respecto.

De acuerdo a las declaraciones de Sauret, quien integrará una de las mesas evaluadoras, la UCU no hace más que “cumplir con la ley de Educación Superior y la ley Nacional de Educación que tiene prescripciones precisas para aquellos ciudadanos que se encuentran ante restricciones en su libertad en Unidades Penitenciarias”.

“La dinámica de funcionamiento de la Universidad en estos casos es normal, son situaciones sociales que están bajo la atención de la justicia y que tienen en el ámbito de la vida de la universidad un tratamiento fijado por dos leyes. Estamos cumpliendo una prescripción legal”, aseguró a La Pirámide.

Se recordará que en agosto, la casa de altos estudios comunicó que cuando la autoridad judicial así lo autorizara, se iba proceder a efectuar la evaluación de la joven.

De hecho, el director del Servicio Penitenciario de Entre Ríos, Marcelo Sánchez, se había referido a la posibilidad de estudiar en el penal de mujeres de Paraná.

“Están garantizadas para ella, como para todos los penados. No hay excepción en esto, siempre y cuando las autoridades educativas acepten a la misma como parte del cuadro estudiantil. Seguramente (y para evitar traslados) se puede lograr un cursado semi-presencial”.

Desde el entorno de la joven siempre se dijo que, amparada en el derecho constitucional, pasa su tiempo estudiando.