“Un profesional de salud de Buenos Aires cobra 30 mil pesos, apenas arriba de la Canasta Básica”

La polarización de la que hablan las encuestas comenzó a transcender fronteras políticas. Más allá de la opinión pública, los analistas y los medios de comunicación, cada vez son más los sectores que opinan y suman su aporte al ya desgastado tema de la “grieta” entre Cristina Fernández y Mauricio Macri.

Quien se unió al debate, fue justamente el exministro de Salud de la Nación, el doctor Daniel Gollan. Al aire de Radio Rebelde 740, expresó su descontento con el Gobierno nacional, se sinceró sobre la actual crisis económica y cómo ello afecta, entre otros rubros, al de la salud.

“Creo como todos, estamos esperando a octubre para intentar lograr que haya un cambio de Gobierno. Habrá que ver qué harán estos tipos (del oficialismo), esta banda que nos gobierna, porque es un terreno complicado considerando que entre octubre y el 10 de diciembre continúan gobernando”, lanzó el médico sanitarista.  

El especialista se refirió a la grave situación por la que atraviesan los médicos en la actualidad y, volviendo a la carga, culpó al Gobierno de no implementar políticas públicas en la salud. Para el doctor, esta situación genera grandes inconvenientes por los que tienen que atravesar los profesionales.

“Los médicos perdieron 15 puntos en su salario el año pasado, pero ya se venía de un deterioro de los otros años anteriores. Un trabajador profesional en la provincia de Buenos Aires, cobra un salario de 30 mil pesos, apenas arriba de la Canasta Básica. Por eso cada vez más, los profesionales abandonan los hospitales”, apuntó.

En este contexto criticó el hecho de que un profesional de la salud tenga que salir a buscar, dos o tres trabajos suplementarios para poder solventar los gastos primarios, que “son elevados si se considera aquellos trabajadores que tienen una familia”. Para el especialista, todo esto genera un deterioro en la salud.

“Esta es la realidad que tienen los médicos que comienzan a trabajar en la ciudad de Buenos Aires. Están muy por debajo de lo que hoy se considera una clase media. Pero qué se puede esperar de un partido en el cual su gobernadora manipula los datos sobre la mortalidad infantil. Lo único que está haciendo es destruir el sistema de salud de la ciudad”, cerró Gollan.