Un total de 825 causas penales por abortos se instrumentaron en 12 provincias, según el CELS

Para la entidad, estos datos corroboran que «la actual política penal es selectiva, se concentra sobre las mujeres más pobres» ya que el informe demuestra que la mayoría de las mujeres criminalizadas «son de clases bajas».