Una compañía de telefonía celular deberá pagar una multa de $70 mil por no cumplir la ley de Defensa del Consumidor

Según un fallo de la Justicia,  una compañía de telefonía celular deberá pagar una multa de 70 mil pesos por infringir los artículos 4, 8 bis y 35 de la Ley de Defensa del Consumidor. El problema radicó en que incluyeron en el Veraz a una mujer por líneas que no había comprado y le iniciaron así una demanda. En este caso particular, la Justicia favoreció a la usuaria.

Según diariojudicial.com, la Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires, integrada por Esteban Centanaro y Hugo Zuleta, tomó esta decisión dentro del ámbito judicial al rechazar el recurso interpuesto por la firma contra la disposición del área de Defensa y Protección al Consumidor.

De esta manera, en el año 2013 una usuaria concurrió a una sucursal del Banco Ciudad con la intención de solicitar una tarjeta de crédito e informarse sobre los requisitos para la obtención de un préstamo personal. Sin embargo, ambos productos le fueron denegados debido a la existencia de un informe crediticio en el que “la denunciante figuraba como deudora de dos líneas telefónicas”.

Ante esta situación, la mujer efectuó el desconocimiento de ambas líneas en la compañía de telefonía celular correspondiente. En el reclamo negó tener algún tipo de vínculo con esta firma. Esta situación fue denunciada ante la Dirección General de Defensa y Protección al Consumidor (DGDYPC), lo que terminó en una demanda judicial llevada adelante por la mujer perjudicada.

En este contexto, luego de que la situación salga a la luz, la Dirección imputó a la denunciada la presunta infracción a los artículos 4, 8 bis y 35 de la Ley 24.240 por entender que los hechos encuadrarían una verdadera relación de consumo ya que la denunciada “la ha calificado de cliente y, en base a dicha calificación, habría informado una supuesta deuda a Veraz S.A.”.

Así, la Justicia entendió que la compañía infringió el deber de informarle a la usuaria las transacciones realizadas, “informado a la denunciante de la existencia de una deuda por un supuesto servicio de telefonía”. Además, también entendió que el deber de trato digno del artículo 8 bis no habría sido observado por aquella al “haber puesto a la denunciante en una situación vejatoria y vergonzante en el momento que se le rechazaba la obtención de una tarjeta de crédito por una supuesta deuda con una empresa con la cual nunca habría tenido relación”.

En este aspecto, el fallo consideró que “sin perjuicio de no haber tenido la denunciante intención de contratar servicio alguno proporcionado por aquella, se le habrían generado cargos cuya falta de pago figurarían en el informe emitido por Veraz”. Por esto mismo, el juez Esteban Centanaro confirmó la disposición al considerar que “la empresa faltó a su deber de informar a la denunciante la existencia de la deuda a su nombre”.