Una nueva era: por primera vez el Vaticano recibió a miembros de organizaciones LGTB

El número dos de la Santa Sede, el cardenal Pietro Parolin, le dio la bienvenida a distintos representantes que denunciaron la ‘criminalización’ que padecen en todo el mundo.

Una nueva era parece haber llegado al Vaticano de la mano del papa Francisco. Y así quedó en evidencia este viernes al abrir unas puertas que muchas veces a lo largo de la historia parecían impenetrables. 

Lo que sucedió es que el número dos de la Santa Sede, el cardenal Pietro Parolin, recibió allí por primera vez a distintos miembros de organizaciones de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB), quienes denunciaron la «criminalización» que sufren en todo el planeta, mayormente en el Caribe.

«El cardenal Pietro Parolin ha recibido hoy en el Vaticano a un grupo de 50 personas comprometidas, de diversa manera, en contra de la criminalización de la homosexualidad», dio a conocer a través de un comunicado el vocero del Vaticano, Alessandro Gisotti.

Durante la inesperada reunión fue entregado un informe sobre la criminalización de las relaciones homosexuales en la región del Caribe, detalló además la misiva oficial de la Santa Sede.

«Comenzó un diálogo con el Vaticano sobre ese tema y Parolin nos garantizó que continuará», relató, por su parte, en declaraciones a la prensa la parlamentaria británica Helena Ann Kennedy, quien estuvo entre los muchos asistentes al encuentro.

Mientras que el cardenal Parolin, secretario de Estado, les confirmó la posición de la Iglesia católica «en defensa de la dignidad de toda persona humana y contra todo tipo de violencia», de acuerdo a lo que reveló Gisotti.

La investigación entregado, efectuada por el Instituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH) y que recién será difundida en el 2020, denuncia «graves violaciones de los derechos humanos» en al menos 10 países caribeños, entre ellos Belice y Jamaica.