Una por una, las medidas para la nueva fase del aislamiento en el AMBA

La Ciudad avanza con más aperturas en bares, construcción, consultas médicas y celebraciones de culto. La Provincia solo habilitará algunas obras.

Se conoció cómo será la nueva etapa del aislamiento en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y los anuncios arrojaron dos novedades: las medidas que entrarán en vigencia a partir del lunes se extenderán por tres semanas -hasta el 11 de octubre- y no por dos, como venía sucediendo; y la Ciudad sigue avanzando mucho más rápido que la Provincia.

Más aperturas en restaurantes y bares

Para el territorio porteño, Horacio Rodríguez Larreta lanzó varias novedades: los restaurantes y bares, que venían de recibir hace dos semanas la autorización para colocar mesas en la calle, ahora también atender en espacios privados abiertos, como patios y terrazas. “Hay cansancio por no poder reunirnos con nuestros seres queridos. Y es mucho más seguro hacerlo en espacios públicos que en las casas”, destacó el jefe de Gobierno.

El principal foco de su exposición este viernes estuvo en la educación y la iniciativa impulsada por la Ciudad de retomar actividades escolares en el espacio público: con ese propósito, ya diagramaron un protocolo que presentarán el lunes al ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, reticente a las iniciativas de la administración porteña que apuntan a un regreso a las aulas. “Si es necesario, sacaremos los bancos y los pupitres a la calle. No hay nada más importante que esto”, enfatizó Larreta.

Construcción
Otra de las novedades en la Ciudad pasa por la continuación de las aperturas en la construcción. Desde el lunes entrará en vigencia el permiso para obras menores a 90 días para finalización y las mayores a 5000 metros cuadrados, que deberán cumplir protocolos de desinfección y distanciamiento. Se podrá trabajar en el horario de 10 a 19 de lunes a viernes, garantizando la distancia entre personas de al menos 1,5 metro y con el uso de tapabocas en todo momento. Y además, los trabajadores no podrán utilizar el transporte público y su movilidad estará a cargo de sus empleadores.

Culto y salud

Respecto de las celebraciones litúrgicas, quedarán habilitadas con un máximo de 20 asistentes siempre que se cumpla con una ocupación de una persona cada 15 metros cuadrados en templos y establecimientos destinados a actividades religiosas.

También se habilitará la apertura de centros de rehabilitación para el tratamiento ambulatorio para personas con discapacidad, según protocolo específico, así como la atención médica no urgente en consultorios médicos.

La provincia, con pasos más lentos

Durante el anuncio de este viernes, Axel Kicillof puso énfasis en que “no es momento de flexibilizar” y solo habilitará más permisos para la construcción privada. El resto seguirá como hasta ahora.

Las autorizaciones serán para obras pequeñas y bajo estrictos protocolos: uno de los puntos señala que los trabajadores deberán vivir en la misma localidad donde funciona la obra, que no podrá haber más de 15 obreros entre todas las especialidades requeridas, y solo habrá licencias en el caso de obras que presenten inconvenientes de seguridad. Por ejemplo, un peligro de derrumbe.

El gobernador bonaerense afirmó que “más que en una meseta, estamos en un altiplano”, en relación a la estabilidad alta que domina la escena actual del territorio bonaerense, situada en los 4750 contagios diarios.