Volvieron los recitales en exteriores en el Reino Unido, con el público en «corralitos»

Sam Fender fue el encargado de inaugurar el nuevo protocolo con distanciamiento social. Para algunos, fue surrealista.

Sam Fender brindó anoche el primer show en un escenario exterior desde que la pandemia de coronavirus obligó a la suspensión de todos los recitales en el mundo. El artista se presentó en el Gosforth Park de Newcastle, su ciudad natal, ante más de 2500 personas, que cumplieron con el protocolo de distanciamiento social.

Los fanáticos pudieron asistir en grupos de hasta cinco personas y fueron separadas por un vallado -en el caso de proximidad con el escenario- y por más de 500 plataformas en altura, construidas especialmente para el show. Para impedir el aglutinamiento de gente en los puestos de comida y bebida, el recital tuvo un sistema unidireccional que permitió realizar comprar por adelantado.

Las entradas para el recital se agotaron en cuestión de minutos y hubo una gran expectativa por retratar este momento tan particular que vive la música en vivo. El cantante presentó las canciones de Hypersonic Missiles, su álbum debut, que lo posicionó como uno de los compositores nuevos más interesantes de la escena británica.

Los asistentes del histórico recital dejaron sus impresiones en las redes sociales y permitieron adentrarse un poco en esta nueva normalidad. «Amo a Sam Fender, pero si este es el futuro, no cuenten conmigo«, escribió un usuaria; «El primer concierto con distancia social fue absolutamente surrealista pero estuvo bien organizado», comentó otra.

Para las próximas semanas ya están programados shows con este mismo protocolo de distanciamiento social de artistas como Van Morrison, The Libertines y Supergrass.