Vuelve el fútbol argentino: cómo son los protocolos y cuáles son las prohibiciones de los jugadores

El Gobierno dio el OK el miércoles a última hora. Los primeros partidos serán el 30 de octubre, justo en el cumpleaños de Diego Maradona, entrenador de Gimnasia.

Vuelve el fútbol y la alegría de los hinchas ya se empieza a sentir. La Copa Liga Profesional 2020, que será sorteada este viernes y comenzará el 30 de octubre, se desarrollará bajo un protocolo que contempla testeos PCR antes de cada partido, encuesta de síntomas, toma de temperatura para ingresar a los estadios y espacios desinfectados dentro de ellos, entre otras medidas de seguridad sanitarias.

El protocolo elaborado entre la LPF y las autoridades gubernamentales de salud dispone que todos los futbolistas y actores partícipes de un partido deban presentar un test PCR negativo dentro de las 36 horas previas al inicio del juego. En caso de haber positivos, los involucrados no podrán participar.

Futbolistas, miembros del cuerpo técnico, personal auxiliar y dirigentes de clubes deberán contestar una encuesta digital de síntomas, que será tomada como declaración jurada y remitida a la AFA y la LPF con la firma del médico y un responsable de cada institución.

Cada partido tendrá un máximo de 300 personas y el estadio será dividido en tres sectores. En la zona 1 (campo de juego, alrededores, túnel, vestuarios y otros espacios de competición) trabajarán de 90 a 120 personas; en la zona 2 (puertas del estadio, tribunas, áreas de prensa y palcos), también de 90 a 120 y la zona 3 (perímetro exterior del estadio) se autorizará de 70 a 80 individuos.

El club local tendrá a su cargo todos los espacios de la zona de competición, como también de todo el equipamiento deportivo (pelotas, etc.) y el suministro de productos desinfectantes (dispensers de alcohol, por ejemplo).

El protocolo de la vuelta del fútbol argentino recomienda “minimizar al máximo posible el uso de los vestuarios antes y después del partido”. En el caso de utilización, recomienda “utilización de tapaboca, distanciamiento social, ventilación e higiene”.