La sonda Osiris-Rex entró en contacto con el asteroide Bennu

«Aterrizaje confirmado» y «Muestreo terminado», anunció la NASA en Twitter durante la retransmisión en directo, arrancando una ovación entre el equipo al final de esta operación de algunos segundos, que llega más de cuatro años después del lanzamiento de la sonda.